Rejuvelac

El rejuvelac (termino francés que alude a su propiedad rejuvenecedora) es un agua enzimática que proviene de la fermentación de cereales germinados (lentejas, trigo, alfalfa, quinua, cebada). Es un alimento pre digerido en el sentido que sus nutrientes pueden ser asimilados  rápidamente por el cuerpo ya que  las proteínas están descompuestas en aminoácidos y los carbohidratos en azucares simples como dextrinas y sacarinas.

Aporta un nivel muy alto de enzimas y bacterias benignas, necesarias para tener un colon saludable. Es rica en proteínas, carbohidratos, dextrinas, fosfatos, lactobacilos, vitaminas B, C y E.

Se utiliza mucho en recetas veganas para hacer quesos de semillas, yogurt y  bebidas y representa una forma muy eficiente y económica para fortalecer el sistema inmunitario y ayudar el cuerpo a eliminar toxinas.

No es difícil de preparar pero si requiere un proceso largo que dura varios días.

Necesitarás:

1 Taza de trigo o de otro cereal (tienen que ser biológicos para facilitar la germinación) – Agua – Un vaso de cristal bastante grande – 1 Gaza

Poner a remojo el trigo por toda la noche.El día siguiente ponemos el trigo en vaso de cristal lo cubrimos con una gaza, enjuagamos y escurrimos y lo ponemos boca abajo por 2 o tres días para permitir la germinación. En estos días cada 6-8 horas acordarnos de enjuagar de vez en cuando el trigo con agua, escurrirlo y ponerlo otra vez en la misma posición. Esto ayudará que el trigo absorba un poco de humedad que favorece la germinación.Una vez que tengamos nuestros brotes habrá solo que cubrir de agua el frasco (tres veces la cantidad de las semillas), taparlo con la gaza y guardarlo en un sitio sin luz a temperatura ambiente por 24 horas. Colar el líquido y ya tenemos listo nuestro Rejuvelac!

Los brotes que quedan pueden ser utilizados otra vez para volver a hacer  otro rejuvelac: poner en el frasco otra vez agua con los brotes, tapar con la gaza,  y dejar fermentar a temperatura ambiente por 24 horas.

El proceso se puede repetir hasta 3 veces, luego habrá que tirar los brotes y volver a empezar desde el principio.

En general la fermentación y la germinación necesitan climas cálidos y húmedos, así que si se hace el proceso en invierno puede ser que los tiempos se dilaten un poco más.El rejuvelac se puede guardar en la nevera por 7 días y puede ser utilizado como bebida o también en muchas otras maneras.

Vemos algunos ejemplos:

  1. Queso fresco de anacardos

Se remojan uno 200 gramos de anacardos durante una noche entera (esto es muy importante porque hace que se activen las semillas). El día siguiente poner en una batidora los anacardos y una taza de rejuvelac (se pueden sustituir anacardos con otros tipos de semillas como por ejemplo almendras). Poner poco a poco porque tendrá que salir una mezcla cremosa y no liquida.Dejar reposar 24 horas. Luego se pueden añadir especias y olores. Yo he probado dos versiones, ambas deliciosas:Una con cebolleta y albahaca y la otra con tomates secos y aceituna negra. Es sorprendente la consistencia, muy parecida a un queso cremoso y el sabor muy delicado. Para probar!

2. Champagne con Rejuvelac.

En una jarra colocar ¼ de taza de miel y añadir un litro de rejuvelac y dos cucharadas de zumo de remolacha para darle un color rosado. Cubrir la jarra con una tela y dejar reposar 24 horas a temperatura ambiente para que fermente y se formen las burbujas. Se puede servir en copas decoradas con hojas de menta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s